ballclick

Sandro Rossell, presidente del Barcelona.
REUTERS


Presidente del club se siente complacido con las figuras del equipo de Guardiola.

Después de las acusaciones de supuestas ayudas arbitrales a favor del Barcelona por parte de los técnicos de Real Madrid y Arsenal, José Mourinho y Arsène Wenger, respectivamente, el presidente del club catalán, Sandro Rosell, se ha mostrado "nada indignado, sino muy feliz", porque los jugadores y entrenadores azulgranas solo "hablan en el campo".

"No estoy indignado. Estoy muy feliz por lo que ha hablado Messi en el campo, por lo que habla Iniesta en el campo, por lo que habla Pep haciendo la táctica, por lo que ha hablado nuestro portero parando lo que tenía que parar. Estoy muy contento por lo que nuestros jugadores y técnico han hablado en el campo y, sobre todo, de estar en cuartos de la Liga de Campeones", afirmó.

En declaraciones a los periodistas, tras intervenir en una de las ponencias, del Global Sports Forum Barcelona, que reúne en la ciudad catalana a un amplio elenco de destacados deportistas y personalidades ligadas al mundo del deporte, Rosell ha asegurado que esas acusaciones "no le agotan", ya que, "sinceramente, me fijo solo en nuestros jugadores y entrenador, y no estoy por el tema".

En los últimos días, los técnicos de Real Madrid y Arsenal han cargado contra el cuadro de Pep Guardiola, al que han acusado de estar favorecidos por los estamentos arbitrales e institucionales.

Así, y tras ser eliminados por los azulgrana en octavos de la Liga de Campeones, el técnico del Arsenal, Arsène Wenger, denunció que el árbitro suizo Massimo Busacca había sido el responsable de la derrota de su equipo, al expulsar rigurosamente a su delantero Robbie Van Persie.

Por su parte, el madridista José Mourinho volvió a criticar hoy un supuesto favoritismo hacia los catalanes en la elaboración del calendario liguero, que el portugués considera adulterado.

"La verdad es que no entiendo demasiado el argumento (de Mourinho)", ha reiterado Rosell en varias ocasiones, recordando que valores como el "fair play", entre otros, hacen del Barça más que un club, en referencia a la conferencia que ha impartido esta tarde en el congreso.

En todo caso, y a pesar de las quejas del portugués, Rosell ha rehusado dar a los blancos como descartados en la Liga, ya que "en esto del fútbol, hasta que la matemática no mande, no se puede decir nada".

"Siete puntos no son nada -ha recalcado-, y con los partidos que quedan, puedes tener dos tropiezos y medio y ya estás, esto es muy largo, paso a paso, debemos pensar en el próximo partido, uno tras otro", indicó.

Y es que el presidente culé ha reconocido que "no le gusta nada" pensar que la competición liguera puede estar en el bolsillo. "Tiempo al tiempo", aseveró. "Ganar al Sevilla, y en cualquier campo, es importante, pero queda mucho por hacer, no debemos empezar a hacer cálculos. Debemos ir partido a partido y sin prisa".

EFE

Vistas: 11

Publicidad

Remit to the Philippines for Just $5.99

Actualidad

Insignia

Cargando…

Resultados

Resultados de Fútbol

© 2017   Creada por Mauricio Ruiz D.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio